Participación ciudadana, del clientelismo a la corresponsabilidad.

Hace unos pocos días el Concejo Metropolitano conoció en primer debate un proyecto de ordenanza para regular la participación ciudadana en el distrito, proyecto que elaboramos en la Comisión de Participación Ciudadana y Gobierno Abierto del Municipio que tengo el gusto de presidir.

Cuando trabajaba en el plan de gobierno de la candidatura de Mauricio Rodas para Alcalde, siempre consideré a la participación ciudadana como un eje fundamental de la gestión, pues el creer en la democracia demanda encontrar las formas en que los ciudadanos interactúan más allá del voto y complementan de manera efectiva la administración pública. Sin embargo, llevar los planes a un texto de ordenanza y a la práctica siempre demandan más de lo que uno imagina. La participación ciudadana suena muy bien para el discurso, lo hemos vivido durante ya casi 9 años, pero su ejercicio es mucho más complejo que crear poderes del estado o “socializar” programas y proyectos.

Al iniciar el trabajo de la Comisión, hicimos más de una veintena de asambleas ciudadanas para construir un proyecto de ordenanza de manera participativa y encontré que el déficit de participación ciudadana y el debilitamiento de las organizaciones de la sociedad civil, que hemos vivido en los últimos años, ha tenido un fuerte impacto en nuestra sociedad. Los mecanismos de influir positivamente en la elaboración de políticas y normas, se han reducido a una confrontación entre las autoridades y los ciudadanos que poco o nada de información tienen, a una interacción clientelar de exigir prebendas a cambio de apoyo político o de evitar protestas, y a una ciudadanía que no conoce claramente sus derechos y obligaciones.

Con esta nueva ordenanza, que construimos en consenso con los diferentes bloques representados en el Concejo Metropolitano, aunque siempre me inquietó la presión del bloque de Alianza País por sacar la ordenanza cuando estuvieron en el gobierno municipal por 5 años y no lo hicieron, estamos buscando cambiar el ejercicio de la participación ciudadana. Queremos una ciudadanía activa, informada y corresponsable. Y esto de la corresponsabilidad es vital y considero la única forma de realmente darle sentido y profundidad a la tan degradada pero anhelada participación ciudadana.

Se plantean algunos cambios como definir cuáles son los roles de los ciudadanos frente al Municipio, es decir que el ciudadano conozca claramente cómo debe enfocar su participación en las diferentes instancias y cuáles son las expectativas al respecto. Se proponen tres roles: proponente o copartícipe; consultivo; y, vinculante. También se busca devolver a la sociedad civil su rol en las asambleas ciudadanas, que la representación no sea sólo en función del territorio, sino también de las diferentes organizaciones sociales. Se incluye finalmente la regulación para la implementación de la silla vacía, espacio en el cual los ciudadanos podrán tener un voto en las decisiones legislativas que tome el Concejo Metropolitano. Hemos incrementado el porcentaje de los presupuestos de inversión de las administraciones zonales para que sean los ciudadanos quienes decidan en qué se invierte en cada zona. Por último, se regulan las consultas previa, pre legislativa y ambiental y se fortalecen los mecanismos de control social a través de las veedurías ciudadanas.

Las autoridades tenemos la obligación de tomar nuestras decisiones en función de nuestros representados y de proveer a la ciudadanía de la información necesaria para que pueda participar efectivamente, pero los ciudadanos deben cumplir su parte.  Es responsabilidad de unos y otros el terminar de una buena vez con el clientelismo en la relación autoridad-ciudadanos e institucionalizar las relaciones de manera democrática. Considero que esta ordenanza es un buen paso hacia ello. Pero el papel es sólo eso, el reto está en el ejercicio de nuestros derechos y obligaciones.

Descargue aquí el Proyecto de Ordenanza del Sistema de Participación Ciudadana y Control Social.

Advertisements

3 thoughts on “Participación ciudadana, del clientelismo a la corresponsabilidad.

  1. Muy buen enfoque, tengo gran coincidencia. Estaré participando de la mesa en Tumbaco. Soy Master en Desarrollo y éste es un gran sueño que marca agenda para el siguiente nivel que son los Gobiernos Parroquiales. Es preciso una ordenanza que sea ejemplo para las 33 parroquias rurales y que las mismas sigan el ejemplo.

    Like

  2. Muy buena intención Daniela, en lo,personal trabaje por la nueva ordenanza con dos temas particulares que espero tengan la valentía de considerarlos; uno, es la propuesta de una nueva estructura dirigencial donde las organizaciones barriales no dependan de la convocatoria del alcalde sino cumplan con el mandato constitucional de libre organización para definir no sólo obras sino también temas de afectación común como reubicación de prostibulos, obras que se hacen sin consultar y se beneficia a familiares de administradores municipales como se lo denunció en el caso de la plaza del teatro, a través de Gaman teve; y dos, el uso de la silla vacía, la cual debería ser llenada con ciudadanos que genere transformación real de su comunidad, quien argumentadamente exija la revocatoria del mandato o todo dignatario del voto quiteño que no cumpla con su plan de trabajo.
    Son temas por demás delicados que permitirán medir el verdadero resultado de una gestión.
    Así también sugerir que entremos ya en una re ingeniería de procesos iniciando por la página web ya que aparte de compleja se encuentra desactualizada, y tener un buzón de sugerencias con resultados reales, ya que existen servidores municipales que atienden en horario propio como en Calderon o que piden transporte para cumplir con su trabajo como es el caso de los inspectores en Conocoto.
    Entiendo que el trabajo de ustedes es cuesta arriba con tanta oposición pero aceptaron el reto y el resultado final se lo conocerá en las próximas elecciones.
    Termino indicando que estas sugerencias son de puerta adentro porque debemos ser mejores de todo lo anterior, Faso contrario estamos condenados a ser parte de lo mismo.
    Saludos
    CLEVER TAPIA MURIEL

    Like

  3. Estimada Daniela, excelente iniciativa la que estás liderando, puesto que uno de los principales problemas que existe dentro de cualquier sistema democrático, es la cuestionada “participación ciudadana”. Creo además que como parte crítica del mismo, es la falta de conocimiento de los diferentes canales de comunicación que permitan el acercamiento hacia las autoridades, con las diferentes inquietudes de cada ciudadano.
    Comparto plenamente contigo, que hay que involucrar a la gente para que sea parte de cualquier cambio, y sobre todo lo cuide. Pero hay que empezar por concienciar a la gente, porque si no te duelen las cosas, no las vas a poder cambiar.
    Yo mismo soy un ejemplo de eso, con el parque Navarro; me duele el parque, y por eso he insistido en saber que va a hacer el municipio con ese sitio, tal es así, que a ti mismo te he insistido a través de las redes sociales, y hasta me permití escribirte un correo, que amablemente me respondiste, pero que hasta ahora no hay nada concreto aún de ese tema. Entiendo es complejo y seguiré insistiendo hasta lograr un pronunciamiento oficial de una solución definitiva de ese parque.

    Estaré a la expectativa, y te felicito nuevamente por la iniciativa de crear espacios de dialogo y sobre todo debate, que es lo que nos hace falta en la sociedad.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s